¿Qué es Animus?

Animus es un Centro de Desarrollo Humano que ofrece soluciones de coaching, en sus diversas modalidades, para fomentar el desarrollo del potencial humano, la calidad humana y el progreso de las organizaciones.

COACHING es un proceso dinámico, interactivo, reflexivo, creativo y confidencial en el que alguien (Coach) entrena a otras personas (Coachees) en el logro de sus metas, colaborando en el desarrollo de su mayor potencial.

Ekagrata


Mircea Eliade

La ekagrata, es la concentración en un solo objeto, el cual puede ser, indistintamente, un objeto físico (parte del cuerpo o externo), un pensamiento o Dios. Esta concentración firme y continua se obtiene mediante la integración del flujo psicomental, concentrando la atención multilateral, discontinua y difusa.

La ekagrata tiene como resultado inmediato la censura pronta y lúcida de todas las distracciones y todos los automatismos mentales que forman y dominan la conciencia profana. Abandonado a la voluntad de las asociaciones y sensaciones, el hombre pasa el día dejándose invadir por una infinidad de momentos inconexos y como exteriores a sí mismo. Los sentidos o el subconsciente introducen continuamente en la conciencia objetiva objetos que la dominan y modifican, según su forma e intensidad. Las asociaciones dispersan la conciencia, las pasiones la violentan, la "sed de vida" la traiciona al proyectarla hacia afuera. Incluso en sus esfuerzos intelectuales, el hombre es pasivo; porque el destino del pensamiento profano es ser pensado por objetos. Bajo las apariencias del "pensamiento" se esconde en realidad un centelleo indefinido y desordenado, alimentado por las sensaciones, las palabras y la memoria. El primer deber del yoguin es pensar, esto es, no dejarse pensar. Por ello la práctica Yoga comienza con la ekagrata, que obstruye el flujo mental y constituye así un "bloque psíquico", un continuum firme y unitario.

El ejercicio ekagrata tiende a controlar las dos generatrices del flujo mental: la actividad sensorial y la del subconsciente. El control es la capacidad de intervenir a voluntad y de manera inmediata en el funcionamiento de esas dos fuentes de "torbellinos" mentales. Un yoguin puede obtener cuando lo desee la discontinuidad de la conciencia; dicho de otro modo, puede provocar en cualquier momento y en cualquier lugar la concentración de su atención en un "solo punto" y volverse insensible a cualquier otro estímulo sensorial o mnemónico. Con la ekagrata se obtiene una verdadera voluntad, es decir, el poder de regir libremente un importante sector de la actividad psicosomática.