¿Qué es Animus?

Animus es un Centro de Desarrollo Humano que ofrece soluciones de coaching, en sus diversas modalidades, para fomentar el desarrollo del potencial humano, la calidad humana y el progreso de las organizaciones.

COACHING es un proceso dinámico, interactivo, reflexivo, creativo y confidencial en el que alguien (Coach) entrena a otras personas (Coachees) en el logro de sus metas, colaborando en el desarrollo de su mayor potencial.

Estrategias de Intermisión


En un entorno laboral tan cambiante y exigente como el actual, los métodos para la recuperación del cansancio, la fatiga y el estrés se convierten en un importante recurso para restablecer y reponer al trabajador en óptimas condiciones para cumplir productivamente sus funciones. En este sentido, las ESTRATEGIAS DE INTERMISIÓN involucran prácticas dirigidas que se imparten durante la jornada de trabajo, ocupando breves periodos de tiempo. El entrenamiento, por el efecto de recuperación, tendrá un impacto favorable en el rendimiento del trabajador y de la organización.

Medidas de prevención e higiene del trabajo como éstas se vienen aplicando en las principales empresas del país, sin embargo, queda mucho por hacer en aquellos centros de labores donde todavía no se ha prestado la debida atención a estos factores de riesgo de salud ocupacional y de accidentes.


Prevención y Salud Ocupacional



Estimaciones de la OIT establecen que en los países en vías de desarrollo, el costo anual de accidentes y enfermedades profesionales representa entre el 2% y 11% del PBI. En el caso de Perú, aplicar este indicador implicaría un costo anual entre 2 mil y 14 mil millones de dólares. Este criterio resalta la importancia de una cultura de prevención que, si bien es cierto, demanda una inversión a las empresas, a cambio ofrece una mayor reducción en los costos de ausentismo y reemplazo ocasionados por malestares y enfermedades ocupacionales, así como costos derivados de accidentes laborales, tales como, reparación o reposición de maquinaria, reprocesos y desperdicio de materiales, primas de seguros, incumplimiento de contratos, indemnizaciones, etc.
La creciente competitividad y exigencia laboral demanda de los trabajadores un rendimiento cada vez mayor. El cansancio, la fatiga y el estrés traen como consecuencia riesgos de salud y de accidentes debido a una mayor propensión al error. Estos efectos adversos del trabajo requieren un tratamiento basado en métodos de higiene y recuperación psicofísica, con el propósito de restablecer la condición del trabajador para un óptimo desempeño. Invertir en salud y protección de los trabajadores no sólo disminuye costos y mejora la productividad, sino que produce una mejor disposición y motivación hacia el trabajo.